jueves, 22 de enero de 2015

Mi experiencia en el sex shop online y reuniones tuppersex

En mi experiencia con los juguetes eróticos de un sex shop online se puede decir que no soy un gran comprador, no porque tenga algún tipo de reparo con que alguien me juzgue, o que me crea menos pervertido que nadie, creo que solamente he amortizado muy bien mis comprar.

Entre mis juguetes eróticos, que he comprado en el sex shop online, tengo algunos lubricantes como el de efecto frío, que me gustó muchísimo y me hizo pasármelo bastante bien las noches en los que lo utilicé, el lubricante con sabor a fresa, que aunque suene a típico es un lubricante que su sabor a fresa da muy buen resultado siempre que quieres comer o que te coman algo. También puedo nombrar de mis juguetes eróticos unos dados los cuales al tirarlos te indica que acción debes completar, como por ejemplo “besar cuello” y cosas por el estilo y más calientes que suben el tono de la velada. Otro de mis juguetes eróticos y posiblemente mi favorito son las esposas, las esposas podrían rozar un poco ese morbo del sado pero de una forma más descafeinada, en mi caso me crea una estimulación añadida saber que no me puedo mover y que la otra persona puede hacer sexualmente conmigo lo que se le antoje, al igual que en el caso contrario si las llevase puestas la otra persona y yo fuese el dominante en ese momento. Y por último pero no menos importante por su funcionalidad una lata masturbadora con forma de vagina, que siempre te hace el favor en tus ratos de soledad. Hay que decir de estas últimas que la textura conseguida en el diseño es de bastante calidad y se llega a asemejar bastante a una vagina de verdad (siempre salvando las distancias).

Dicho esto sobre mis juguetes eróticos no se puede decir que sea un gran comprador, pero cada vez que he comprado alguno de ellos o me ha asesorado la chica de las reuniones tuppersex, o he asesorado personalmente a mis amigos y familiares a la hora de comprarlos lo he hecho por sex-shop online. El motivo de elegir un sex-shop online en primer lugar es la comodidad de sentarme frente al ordenador y poder perder el tiempo que quiera buscando el artículo apropiado. En segundo lugar es que con el sex-shop online no me hace falta desplazarme a ninguna parte. Y por último su discreción a la hora del envió de sus artículos, los sex-shops online suelen cuidar mucho la discreción y la intimidad de sus clientes con el fin de tener unos clientes satisfechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario